construcción verde

El sector construcción en los últimos años ha sido un sector en crecimiento, en el cual se han ejecutado diversidad de proyectos. Se puede decir que es una industria en busca de un equilibrio entre desarrollo y medio ambiente.

En muchos de los casos la construcción va de la mano con el medio ambiente y la optimización de recursos. Según un estudio   elaborado en 2015 por Green Building Council Paraguay para Latinoamérica demuestra que ya son 500  proyectos en proceso de certificación Leadership in Energy  & Enviromental Design (LEED) en la región.

El sistema LEED se implantó en 1988, como un sistema de certificación para la construcción de edificios sostenibles, desarrollado por USGBC (Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos) que en la actualidad tiene representación en varios  países de América Latina incluyendo Nicaragua.

LEED es un sistema de calificación para edificios verdes, es reconocido internacionalmente y proporciona verificación por parte de terceros sobre las características sustentables de una construcción, tomando en cuenta estrategias encaminadas a mejorar su desempeño ambiental.

La construcción sostenible consiste en una edificación responsable, que se preocupa por aspectos como potenciar al ser humano, respetar el medio ambiente y buscar soluciones económicas y eficientes para el sector de construcción. Estas certificaciones están disponible para todos los tipos de construcción incluyendo: construcciones nuevas, remodelaciones de gran magnitud, edificios existentes, los interiores comerciales, estructura y fachada, escuelas, centros comerciales, de salud, etc.

El sistema LEED se mide por medio de 5 categorías que son:

Sitios Sustentables: la elección del sitio donde se construirá es de mucha importancia para la sustentabilidad de un proyecto. Este sistema desalienta el desarrollo en zonas que son naturales; este busca como minimizar el impacto de los edificios en los ecosistemas y cuencas. Asimismo promueve los proyectos de paisajes con especies nativas.

Por otra parte premia las opciones de transporte público, el control de escorrentía de las aguas pluviales así como los esfuerzos por reducir la erosión del suelo.

Eficiencia en Consumo de Agua: uno de los grandes objetivos de las construcciones sustentables es fomentar el uso racional del agua dentro y fuera del edificio. Para lograr reducir el consumo de agua se consigue mediante muebles y grifos eficientes y sistemas de tratamiento y reuso de aguas residuales, así  también como áreas verdes con bajas necesidades de riego y la captación de agua pluvial.

Energía y atmosfera: esta promueve el uso de una variedad de estrategias energéticas que van desde la medición, verificación, monitoreo y control así también como elementos de diseño y construcción enfocados a la disminución del consumo energético.

Asimismo el uso de iluminación natural, fuentes de energía renovable y limpia ya sea generada en el sitio o fuera del sitio.

Materiales y Recursos: Esta categoría fomenta la selección de 7 productos y materiales producidos, cosechados, fabricados y transportados de forma sustentable. A su vez premia la reducción de residuos así como el reuso y reciclaje.

Calidad ambiental en interiores: lo más importante de una construcción es el interior, pues es ahí donde la mayoría permanecemos ejerciendo diferentes tipos de actividades. En este caso LEED alienta la implementación de estrategias que mejoran la calidad del aire así como el acceso a iluminación natural, vistas al exterior y mejoras en la acústica. El objetivo es crear espacios confortables y saludables que permitan ser más productivos a sus habitantes.

Lenguaje »