muralla china

Conocida como una de las 7 maravillas del mundo y el símbolo más representativo de china, construida hace más de 2000 años, En 1987 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  Ya se podrán imaginar de ¿qué estamos hablando? … La Muralla China, que desde las montañas de Corea hasta el Desierto de Gobi, fue edificada principalmente para proteger a un antiguo imperio chino en contra de las tribus que recorrían por el norte. Y con su construcción se convirtió en algo mucho más grande; una joya arquitectónica de gran majestuosidad.

Un poco de historia… La muralla fue construida durante el reinado del Primer Emperador de la dinastía Qin,  con el fin de protegerse de los ataques de los habitantes de la actual Mongolia.

Además otra de las razones principales de la construcción de este Patrimonio de la Humanidad fue Para servir como puestos de vigilancia. Los antiguos chinos tenían temor racional de ser invadido por los ejércitos nómadas del norte.

Construcción

Para su construcción se requirió de un gran ejército de personas que fue compuesto por poblaciones de varias regiones de China, entre ellos soldados, campesinos y artesanos.  Comenzó de norte a oeste, con una gran planificación, inmensos bloques de piedra eran llevados a las zonas previamente excavadas para su colocación.

Los pisos se pavimentaron con la mezcla de piedra y mortero, soportado por rodillos de troncos de árboles dispuestos en varias capas. A intervalos regulares se construyeron torres con terrazas, cada una de estas tiene escaleras únicas y de acceso difícil de manera que confunde al enemigo.

Los materiales usados fueron aquellos disponibles en los alrededores  de la construcción. Cerca de Pekín se utilizó piedra caliza. En otros lugares se usó granito o ladrillo cocido. Básicamente, era una larga tapia de arcilla y arena, cubierta con varias paredes de ladrillo. Eso la hizo muy resistente a los impactos de armas de asedio.

En la actualidad algunas partes de la muralla más visitadas por los turistas se han mantenido en un estado perfecto o han sido reparadas, pero en otras zonas de la misma ha sido descuidada, sirviendo como zona de juego para los habitantes o como fuentes de piedras para la reconstrucción de casas y calles. Algunas secciones de la muralla también están cubiertas de graffiti. Otras partes han sido voluntariamente destruidas por impedir el paso a nuevas vías de comunicación.

La Gran Muralla China sigue siendo una de las maravillas de nuestro planeta. Visitada por miles de turistas alrededor del mundo, fascinante, misteriosa e impresionante que con el paso del tiempo no pierde su majestuosidad.

Lenguaje »